Servicios|Ezine|Desarrollo Personal|Nueva Era|Foro|MisceláneaHelios Centro Holista
Ir a Página Principal
 Ezine Gratis 
 
 Escuche una Melodía
mientras nos visita 
  Inicio > Desarrollo Personal

Transformación Eficaz

Artículos
Le invitamos a leer
los artículos
de esta sección
También
Encuentre Libros
sobre estos
temas en Nuestra
Tienda de Regalos

Relaciones

Astro Papýrus

Reflexiones

Tests de
Personalidad


Retazos




Los cambios, ese aspecto de la vida que a algunos hace sentir un poco incómodos en ocasiones, pero que son parte integral, natural, e inevitable de la vida, son un hecho. "Lo único constante en la vida es el cambio".

Los cambios son parte inseparable de la vida, y como seres vivos, deberíamos asumirlos con naturalidad, pero no siempre es así, pero ¿Por qué?.

Frecuentemente hablamos con respecto a los cambios que deseamos en nuestras vidas, decidimos emprender un plan que nos lleve a lograr esos cambios, y ponemos manos a la obra, pero los resultados no son los esperados. Aun a pesar de seguir los pasos básicos para la resolución de cualquier situación que son:

  1. Aceptar que existe una situación deseable de mejorar

  2. Estar dispuestos a hacer algo por mejorarla

  3. Trazar un plan para lograrlo

  4. Ejecutar ese plan

¿Por qué obtenemos resultados inesperados entonces, o los resultados que logramos no son permanentes?. La respuesta podría estar en nuestros hábitos.

Origen

Como seres vivos estamos creciendo, cambiando, evolucionando desde el momento que nacemos, y los acondicionamientos adquiridos a muy temprana edad tienden a acompañarnos durante nuestra vida adulta, en ocasiones de manera imperceptible para nosotros, por considerar que "así somos".

Pero, ¿De dónde vienen esos acondicionamientos, cómo se forman?.

El comportamiento mecánico, en eso se resumen los acondicionamientos, está relacionado con anteriores respuestas que una vez funcionaron, o nos parece que funcionaron, en situaciones en las cuales sentimos un alto nivel de tensión emocional. Veamos un ejemplo.

Supongamos que un niño se encuentra en un centro comercial con sus padres, y al pasar frente a una tienda de dulces hay un caramelo que captura su atención, al pedirles a sus padres que se lo compren estos se niegan. Por supuesto, a la mente inmadura de un niño esto parece ser totalmente injusto.

Al sentirse privado de eso que considera le corresponde, el niño llora, grita y hace todo lo que puede para molestar a sus padres al punto en que estos le compran el caramelo para calmarlo. Como resultado el acondicionamiento que asimila el niño es que este tipo de comportamiento funciona para él, y en consecuencia lo usará, hasta inconscientemente, en cada situación en la que desee "salirse con la suya".

Por supuesto ahora de adulto ese niño habrá realizado los ajustes necesarios al comportamiento que se espera de un adulto, pero en esencia el mecanismo es el mismo. Si lo duda fíjese en la manera en que reaccionan los miembros de una pareja cuando el otro se niega a alguna de sus peticiones. Es muy probable que la reacción sea muy parecida a la exhibida cuando niño o niña en la tienda de dulces.

¿Reconoció algo?, si su respuesta es afirmativa alégrese, acaba de dar usted el primer paso a lograr una Transformación Eficaz, es el detalle que faltaba en los métodos tradicionales, veamos.

Observación

Hay una ley física que establece: "Dos cosas no pueden ocupar el mismo espacio al mismo tiempo".

Partiendo de esa premisa, cualquier cosa a la cual se le permita manifestarse tal como es, o que se observa sin juzgar, se completará a si misma en ese momento y se disolverá.

Pero ¿De que nos sirve esto?, simple, tiene que ver con lo que reconoció en usted al considerar el episodio sobre el niño y su comportamiento, o cualquier detalle de su vida que quiera modificar.

Se trata de observar eso que hacemos sin juzgarnos, permitiéndole drenar toda su energía, reconociendo esos patrones de comportamiento adquiridos en la niñez, para permitirles completarse a si mismos, y como no encontraron resistencia de nuestra parte, simplemente se disuelven, dejan de existir.

Hasta ahora se pensaba que deberíamos "trabajar" sobre aquello que deseamos cambiar, pero es un hecho que aquello a lo que usted se resiste, persiste y crece y se hace más fuerte. Es mucho más sencillo permitir que se disuelvan por si mismas.

Disolver

Para disolver nuestros comportamientos no deseados podemos servirnos de asumir la postura de un antropólogo que estudia a un individuo especial de una cultura desconocida. Lo primero que hace un antropólogo es dejar de lado su juicio y sus ideas preconcebidas de cómo cree que deberían de ser las cosas, y se dedica a observar como opera y funciona este individuo sin tratar de establecer si es correcto o no, ni bueno o malo, simplemente observa.

Podría ayudarse redactando un informe, algo así: El individuo (coloque su nombre), al encarar la situación (describa la situación) se comporta de una manera (describa su comportamiento sin emitir juicios, limitándose a los hechos) y como resultado obtiene (describa los resultados que usted obtiene, nuevamente sin emitir juicios, limitándose a los hechos).

Es importante mantenerse como un observador imparcial, sin emitir juicios de valores sobre las situaciones, nuestro comportamiento o los resultados obtenidos, esto le permitirá al proceso completarse a si mismo, y al no encontrar resistencia, lo cual es una inyección de energía que lo alimenta, simplemente se disuelve.

En la medida en que este proceso se desarrolla seguramente reconocerá detalles iluminadores sobre su comportamiento, en cada etapa que le permitirán descubrir quién realmente es.

Descubrir

A medida que se disuelven nuestros comportamientos no deseados, se esclarece también su origen, de quién, cuándo y cómo los adquirimos, y se hace obvio que la mayoría provienen de imitar a las personas que nos rodeaban cuando niños, de nuestros padres, familiares y amigos.

En consecuencia nuestras ideas de quien y como debemos ser, lo que es correcto o no para nosotros fueron formuladas por versiones anteriores de nosotros mismos que tenían menos capacidad de la que tenemos ahora. Pero como simplemente aceptamos esas definiciones una vez, y olvidamos hacer los ajustes necesarios a medida que evolucionamos, nos encontramos con herramientas que ya no nos resultan útiles.

Puesto que nuestras mentes son mecánicas, y automáticamente tienen pensamientos que generan otros pensamientos, y así sucesivamente, cualquier conversación mental que tengamos acerca de nosotros mismos sobre como deberíamos mejorar, o cambiar, generalmente tiene su origen en ideas creadas en el pasado.

Al disolver todo esto, y liberarnos de su energía, tenemos la oportunidad de vernos como realmente somos y aclarar lo que verdaderamente es real para nosotros en este momento, aquí y ahora, en nuestro presente.

Una vez logrado esto es posible descubrir lo que realmente queremos en la vida, y la manera más sencilla de lograrlo es comprometernos con lo que está sucediendo en nuestras vidas en este momento. Al hacerlo, nuestra verdad se revela ante nosotros, no como un ejercicio intelectual, pero como una realidad que podemos afirmar.

Se trata de conectarnos con el momento actual, para vivir el presente de la manera más plena posible, decidiendo que realidad queremos crear y manifestar conscientemente desde lo que realmente somos. De ejercitar la libertad que esta nueva realización nos concede de permitirnos ser todo lo que podemos ser. De dejar de confundir lo que hacemos con lo que somos para comenzar a experimentar la plenitud de nuestro ser.

Vivir

Lo único que necesita para conectarse a la vida y vivir el momento es un poco de Entusiasmo.

La vida existe por si sola, no necesita de nosotros para seguir su curso, pero si deseamos disfrutar de la vida a plenitud podemos ayudarnos con un poco de Entusiasmo.

¿Cómo hacerlo?, sencillo, mire a su alrededor, conéctese con el momento, y seguramente descubrirá que tiene algo pendiente que ha estado posponiendo eternamente, y que en realidad le agradaría mucho completar. Ese puede ser su punto de partida, y el inicio de una nueva vida llena de satisfacción.

La vida es una aventura estimulante, el solo hecho de conectarnos con la vida nos llena de entusiasmo, y para lograrlo solo necesitamos respirar y sentirnos vivos.

Obsérvese, tal vez se sorprenda al descubrir que realmente tiene más razones para disfrutar de la vida de las que pudo imaginar.

¡Feliz Transformación!

Le invitamos a compartir este sitio con alguien a quien aprecia, y a visitar nuestra tienda de regalos, donde encontrará artículos para regalar y regalarse.

Subir ˆ   
Leer el Libro de Visitantes Firmar el Libro de Visitantes

Libro de Vistantes © 1999 - 2011
Helios Centro Holista
http://www.helios3000.net/
Escribanos desde aquí mismo