Servicios|Ezine|Desarrollo Personal|Nueva Era|Foro|MisceláneaHelios Centro Holista
Ir a Página Principal
 Ezine Gratis 
 
 Escuche una Melodía
mientras nos visita 
  Inicio > Desarrollo Personal

Ser Proactivos

Artículos
Le invitamos a leer
los artículos
de esta sección
También
Encuentre Libros
sobre estos
temas en Nuestra
Tienda de Regalos

Relaciones

Astro Papýrus

Reflexiones

Tests de
Personalidad


Retazos




Todos los seres humanos tenemos sueños en la vida, y a menudo escuchamos a familiares y amigos comentarnos los suyos, frecuentemente seguidos de lamentos por no haberlos alcanzado. Cabe preguntarse entonces ¿Por qué si es nuestro derecho de nacimiento disfrutar de todo lo realmente valioso que tiene la vida para ofrecer, no podemos hacer realidad nuestros sueños?. ¿Usted qué cree?.

La verdad es que sí podemos hacer realidad cualquier sueño que seamos capaces de soñar, de hecho los pensamientos construyen realidades, y como dijo una vez el gran sabio Albert Einstein "Si lo puedes imaginar, lo puedes lograr".

Pero, ¿Por qué entonces a algunos se les dificulta?. La respuesta tiene mucho que ver con lo que tratamos en un reciente artículo "La Actitud del Éxito", con la actitud que asumimos ante la vida, y con lo que nos ocupa ahora, la manera en que elegimos actuar ante las situaciones que se nos presentan.

Antecedentes

Es una ley Universal que todo lo que hacemos se nos devuelve multiplicado, y en consecuencia, por medio de cada uno de nuestros pensamientos, sentimientos, palabras y acciones, estamos construyendo diariamente nuestra realidad. De allí la importancia de actuar coherentemente con lo que deseamos obtener en la vida, suponiendo que ya tenemos un Diseño de Vida.

A su vez nuestros pensamientos, sentimientos, palabras y acciones están matizados por el acondicionamiento que hemos recibido del medio en el cual crecimos. Y por medio de este acondicionamiento adoptamos paradigmas que de alguna manera rigen nuestra percepción del mundo que nos rodea; lo que influye en la actitud que asumimos ante las situaciones que nos presenta, y como elegimos (consciente o inconscientemente) obrar al encararlas.

O lo que es lo mismo, durante toda nuestra vida nos hemos estado programando (nuevamente, consciente o inconscientemente) para actuar de cierta o determinada manera ante las situaciones que se nos presentan en la vida.

Al obrar de esa manera nos despojamos de nuestro poder y renunciamos a nuestra oportunidad de construir la vida que deseamos y merecemos. Este último punto, nuestra Consciencia de Merecimiento, es de particular importancia pues por derecho de nacimiento lo merecemos todo, pero solo tendremos aquello que creemos merecer

Aunque somos seres creativos, nos olvidamos de ello y por lo general simplemente reaccionamos ante la vida, cuando tenemos la oportunidad de Construir Realidades.

Reaccionar

Lo anterior nos plantea la siguiente interrogante ¿Qué preferimos, que nos pasen cosas, ó hacer que las cosas pasen?. Es así de sencillo, podemos elegir sorprendernos de los resultados, o elegir construir conscientemente la realidad que queremos vivir. La decisión es nuestra.

Al actuar desde nuestro acondicionamiento inconsciente, cada vez que se nos presentan ciertas y determinadas situaciones, reaccionamos de la misma manera. Pueden cambiar los escenarios y los actores, pero si la situación es parecida, nuestra reacción será la misma. Veamos un ejemplo.

Supongamos que una persona se encuentra en su lugar de trabajo y un compañero entra en su oficina un poco ofuscado y le plantea una situación de una manera acelerada y en un tono de voz elevado. Supongamos también que esa persona está acondicionada a considerar ese tipo de situaciones como una agresión.

Siendo ese el caso, muy probablemente el sujeto de nuestro ejemplo reaccione violentamente de forma inconsciente; y lo haría igual si estuviera en su casa y los actores del drama son sus padres, esposa o hijos; en una fiesta con amigos; o en un parque con extraños.

¿Cuáles serán los resultados de obrar así?, eso no es difícil de imaginar, pero una cosa es cierta, al elegir que simplemente nos pasen cosas, nos estamos limitando a reaccionar ante estas. Pregúntele a alguna persona si alguna vez ha logrado algo grande de esta manera, o alcanzar algún sueño. ¿Le sorprende?.

La razón es muy sencilla, cuando reaccionamos lo hacemos inconscientemente, desde la programación que mencionamos anteriormente, y al obrar de esa manera estamos privándonos de unas de las más poderosas herramientas que tenemos a nuestra disposición que son nuestra Voluntad Consciente y nuestro Poder Creador.

Crear

Supongamos ahora que el sujeto de nuestro ejemplo anterior es una persona que se mantiene alerta, consciente del poder que tienen cada uno de sus pensamientos, sentimientos, palabras y acciones, y al encarar la mencionada situación se sorprende de la actitud de su compañero, pero esta vez le pregunta si se siente bien, y qué le motiva a obrar de esa manera.

Al asumir esta actitud se prepara para recoger la mayor cantidad de información sobre la situación que se le ha presentado inesperadamente, y emplearla para convertirla en una oportunidad de crear una solución que beneficie a todos.

Imaginemos ahora que la situación es presenciada por un gerente de la empresa, quien al observar la manera como se comportó su empleado, y como manejó la situación, lo asciende en la siguiente oportunidad que tiene por haber demostrado cualidades de líder.

La misma situación, resultados muy diferentes, ¿la diferencia?. Cuando elegimos ser proactivos, elegimos crear nuestras oportunidades, como el sujeto de nuestro ejemplo quien seguramente tenia un plan de vida que incluía ascender en la empresa, nos conectamos con nuestro poder interno de construir la vida tal como la deseamos.

Llevemos nuestro ejemplo un paso más adelante para ilustrar mejor el concepto de ser proactivos.

Una persona proactiva, por mantenerse constantemente alerta, habría notado que había algo que le molestaba a su compañero antes de que este actuara de la manera como lo hizo en el ejemplo, muy probablemente hubiera detectado la causa de su malestar, y le habría ofrecido su apoyo para solventarla.

Como resultado, la visita de su compañero de trabajo a su oficina sería con la intención de hacerle una invitación amistosa, y por supuesto comportándose amigablemente. De más está decir que una persona con esas cualidades es apreciada por sus superiores, pues facilita el trabajo de todo el equipo y beneficia a la empresa, y muy probablemente será recompensado acorde.

Desenlace

Soñar no cuesta nada, hacer realidad esos sueños cuesta menos aun, con no interferir es suficiente. Si es correcto, los sueños elevados están conectados con nuestros ideales, y de allí obtienen el poder necesario para hacerse realidad.

Tal vez se pregunte ¿Cómo podemos interferir con nuestros sueños si es lo que más queremos?. Pues es muy sencillo, la falta de coherencia puede ser un gran obstáculo. Por ejemplo una persona que sueñe con ser abogado, pero ni siquiera se inscribe en la universidad; o más sencillo, una persona que sueñe con graduarse pero después de dos años de haber aprobado la última materia todavía no elige tema para su tesis. Eso es interferencia, de nosotros mismos con nuestros propios planes.

Ejemplos hay muchos, pero lo importante a tener en cuenta es que siempre podemos crear las oportunidades necesarias para hacer realidad nuestros sueños. Se trata de estar preparados cuando la oportunidad se presente.

Por ejemplo, un profesional que desee trabajar en una institución famosa mundialmente, se prepara especializándose en las áreas en las cuales quiere destacarse y aprende el idioma de ese país al cual quiere trasladarse. De esa manera, al presentarse la oportunidad él está preparado para aprovecharla, esto porque él mismo creó esa oportunidad.

Se trata de asumir una actitud positiva en la cual estamos convencidos de que podemos lograr cualquier cosa que nos propongamos, y que disponemos de, o podemos crear, los medios necesarios para lograrlo. Así comprenderemos porque Ralph Waldo Emerson dijo: "Una vez que tomamos una decisión, el Universo conspira para hacerla realidad".

Se trata de obrar agradeciendo los resultados antes de obtenerlos, porque estamos convencidos que los merecemos, y confiamos en nuestra capacidad de emplear nuestra voluntad consciente para hacer realidad nuestros sueños.

Consecuencias

Al asumir una actitud proactiva nos conectamos con nuestra esencia creativa, desde la cual la vida es el lienzo en el cual podemos dibujar la más hermosa realidad que nuestra alma sea capaz de proyectar, y después de eso solo necesitamos relajarnos para disfrutar de cada una de sus manifestaciones.

Asumir una actitud proactiva ante la vida tiene sus consecuencias, la principal es que el éxito tal vez supere sus mayores expectativas, asegúrese de compartirlo con quienes todavía se encuentran en el camino.

¡Que lo disfrute!

Le invitamos a compartir este sitio con alguien a quien aprecia, y a visitar nuestra tienda de regalos, donde encontrará artículos para regalar y regalarse.

Subir ˆ   
Leer el Libro de Visitantes Firmar el Libro de Visitantes

Libro de Vistantes © 1999 - 2011
Helios Centro Holista
http://www.helios3000.net/
Escribanos desde aquí mismo