Servicios|Ezine|Desarrollo Personal|Nueva Era|Foro|MisceláneaHelios Centro Holista
Ir a Página Principal
 Ezine Gratis 
 
 Escuche una Melodía
mientras nos visita 
  Inicio > Desarrollo Personal > Astro Papýrus

Papiro ZodiacalAstro Papýrus

Navidad

Estamos a la vuelta de un nuevo milenio y aun no hemos sido capaces de realizar el ideal que con tanto corazón predicaste sobre el reino de Dios en la tierra; si recordamos tus enseñanzas, ¿Por qué no podemos volverlas nuestras acciones?

Artículos
Le invitamos a leer
los artículos
de esta sección
También
Encuentre Libros
sobre estos
temas en Nuestra
Tienda de Regalos

Salud

Relaciones

Reflexiones

Tests de
Personalidad


Retazos




Querido Señor Jesús,

Hace ya mucho tiempo pudiste ver como en uno de los planetas de Tu vasto reino, sus habitantes no permitían brillar la luz del amor y la justicia que Tu siempre has querido para Tus hijos; y en un acto de infinito amor, compasión y sacrificio decidiste descender de Tu gloria para mostrarnos mediante Tu ejemplo, como llevar una vida inspirada por los más altos valores que la humanidad ha tenido oportunidad de presenciar, en un intento de estimularnos a imitarte.

Elegiste para Ti el más humilde de los escenarios para nacer entre nosotros y mostrarnos que la grandeza también puede brillar desde la modestia cuando permitimos que se manifiesten los atributos del alma presentes en cada ser humano. Y aun a pesar de lo sencillo del lecho que te acogió, las señales en el cielo se encargaron de guiar a quienes correspondía hacia Ti para rendirte el tributo que mereces.

Desde muy niño Te ocupaste de enseñar a Tus hermanos y compañeros el ideal de llevar una vida recta en todo sentido bastándote con Tu comportamiento. Les mostraste como la mansedumbre triunfa sobre la arrogancia sin más arma que la paciencia; fuiste pilar de amor desinteresado a Dios por sobre todas las cosas, demostraste comprensión de la manifestación de Sus obras al maravillarte con los milagros de la naturaleza, y fuiste capaz de entender su simpleza que nos invita a imitarla en nuestras vidas. Señalaste el camino a seguir al emplear el discernimiento para comprender incluso a aquellos que atentaban contra Ti y por medio de Tu infinita compasión sentaste el ejemplo y el valor del perdón.

Tu vida fue altruismo en acción, en todo momento anteponías la necesidad del prójimo a la propia llegando incluso al sacrificio, otorgando a cada momento un mensaje de esperanza en una mejor y más elevada vida que permitiera manifestarse aquí en la tierra un reino de paz y armonía en el cual los seres humanos podríamos vivir como hermanos y en el cual reinaría el amor universal.

Nos enseñaste a respetar los templos y a honrarlos empleándolos solo para la oración y la cultura del alma. Fuiste promotor de la recta predica de las enseñanzas divinas; resaltaste lo sencillo que es acatar los mandamientos universales volviéndolos parte de nuestra vida y nos mostraste cuan al alcance de cada mortal se encuentra el llevar una vida que le permita brillar a la chispa divina que se encuentra en cada ser.

Volúmenes enteros podrían escribirse sobre Tu vida y enseñanzas más no podrían capturar Tu esencia, esa que Le transmitías a todos los que se acercaban a Ti y que fue la que Te motivo a expresar una frase de perdón con Tu último aliento, al otorgar Tu vida como ofrenda para nuestra elevación.

Han transcurrido siglos desde Tu estadía en este planeta y tal vez en Tu infinita paciencia, tolerancia, y sabiduría al mirarnos nuevamente puedas entender por qué no nos vemos tan diferentes de lo que éramos en ese momento.

Por eso Señor Te pido, ayúdanos a comprender ¿Por qué si nos enseñaste a amar a Dios como Padre, no Te imitamos en llevar una vida que nos haga dignos de llamarnos Sus hijos?; si Tu ejemplo fue el de amarnos los unos a los otros ¿Por qué nos cuesta tanto tenderle la mano a un hermano?; si Tu vida fue el altruismo, ¿Por qué nos cuesta tanto desprendernos de lo que a fin de cuentas solo a Ti Te pertenece?.

Ilumínanos, para al encontrarnos ante una encrucijada podamos elegir el camino de la vida conservando la esperanza, para ante las dificultades aprender a esgrimir una sonrisa, armarnos de paciencia y emplear Tu fortaleza que es la nuestra; y para cuando todo parezca perdido asirnos de Tu mano para descubrir cuanto en realidad guardamos como tesoro.

Señálanos el camino a seguir para en la vida diaria aprender a compartir, para ser tolerantes a través de la comprensión y para discernir las enseñanzas que encierran las lecciones que nos ofreces en la vida aprovechándolas para acercarnos cada vez más a Ti.

Indícanos que aspectos mejorar y cuales descartar en nosotros mismos, muéstranos la ruta para alcanzar la paz y como cultivarla, e instrúyenos sobre como acrecentar lo que es realmente valioso que todos llevamos dentro para ofrendártelo al compartirlo sinceramente.

Guíanos para ser faros que iluminen el camino que conduce de vuelta a la casa de nuestro Padre, fortalécenos para ser capaces de completar la travesía, e imprégnanos de tu esencia para contagiar a otros a seguirnos.

Estamos a la vuelta de un nuevo milenio y aun no hemos sido capaces de realizar el ideal que con tanto corazón predicaste sobre el reino de Dios en la tierra; si recordamos tus enseñanzas, ¿Por qué no podemos volverlas nuestras acciones?.

Bendícenos Señor para que podamos permitir que se haga Tu reino aquí en la tierra, para que brillen la paz, la armonía y el amor universal iluminando cada rincón de nuestro planeta, y Tu predica se convierta en nuestro estilo de vida.

Ayúdanos a vivir en armonía y permitirnos unirnos fraternalmente fundamentados en la paternidad de un Padre común haciendo de la humanidad una sola raza, hablar todos el lenguaje del corazón, conciliarnos en la religión del amor y conocer a Dios en su omnipresencia.

Bendícenos Señor para realizar el verdadero sentido que tiene la celebración de Tu natividad, y que en estas Navidades resucite el Cristo en nuestro interior y reine la paz en la tierra y la buena voluntad entre los hombres. Pero por sobre todas las cosas Señor, danos no lo que queremos sino lo que Tu sabes que nos conviene, y gracias por la libertad para elegir cada día continuar contigo.

Te Saluda,

Un alma peregrina

Le invitamos a compartir este sitio con alguien a quien aprecia, y a visitar nuestra tienda de regalos, donde encontrará artículos para regalar y regalarse.

Subir ˆ   
Leer el Libro de Visitantes Firmar el Libro de Visitantes

Libro de Vistantes © 1999 - 2011
Helios Centro Holista
http://www.helios3000.net/
Escribanos desde aquí mismo