Servicios|Ezine|Desarrollo Personal|Nueva Era|Foro|MisceláneaHelios Centro Holista
Ir a Página Principal
 Ezine Gratis 
 
 Escuche una Melodía
mientras nos visita 
  Inicio > Desarrollo Personal > Astro Papýrus

Papiro ZodiacalAstro Papýrus

Millennium

Es importante mantener una visión clara al enfocar este tema recordando que lo que está por ocurrir ha sucedido anteriormente y sus efectos se encuentran registrados en los anales de la historia contemporánea

Artículos
Le invitamos a leer
los artículos
de esta sección
También
Encuentre Libros
sobre estos
temas en Nuestra
Tienda de Regalos

Salud

Relaciones

Reflexiones

Tests de
Personalidad


Retazos




Existe en la actualidad una gran expectativa con respecto al ya muy cercano fin de siglo y el consiguiente inicio del próximo milenio.

Comencemos por examinar que es realmente este fin de milenio. Desde el más remoto pasado, el hombre necesitó una manera de ubicarse temporalmente; esto dio origen a lo que hoy conocemos como calendario. Partiendo de la premisa de que en la naturaleza las cosas ocurren con cierta regularidad, se tomo el tiempo que tarda la tierra en completar una rotación sobre su eje para definir un día terrestre y el tiempo que tarda esta en desplazarse en su movimiento de traslación alrededor del sol para definir un año terrestre. Debido al sistema empleado para medir el tiempo en horas fue necesario el incorporar el año bisiesto para corregir un pequeño desfase, pero de todas maneras podemos ver claramente que en lo referente a como consideramos el paso del tiempo, es solo cuestión de ciclos. Un año es la suma de 365 (ó 366 en el caso de uno bisiesto) ciclos de rotación, una década es la suma de 10 ciclos de traslación, etc.

Es importante mantener una visión clara al enfocar este tema recordando que lo que está por ocurrir ha sucedido anteriormente y sus efectos se encuentran registrados en los anales de la historia contemporánea. Si nos paseamos por su páginas podremos resumir, generalizando, que cada fin de ciclo ha dado comienzo a uno nuevo de mayores avances y descubrimientos los cuales han repercutido en una mejor calidad de vida para los seres que habitamos este planeta. Podemos encontrar también eventos no deseables de recordar, pero si somos objetivos podremos darnos cuenta que los ciclos nada tuvieron que ver con estos, fueron simplemente producto de la confusión de sus protagonistas.

Solo porque en este caso finalizan dos ciclos (el de cien y el de mil años) simultáneamente, esto no les impide adaptarse a lo registrado históricamente.

Si bien es cierto que desde el punto de vista de la astrología se considera a algunos planetas, por su lento desplazamiento, como tendientes a matizar la actitud de generaciones enteras es importante recordar al verlo desde un punto de vista más amplio que la humanidad en esta esfera celeste se desarrolla dentro de un proceso evolutivo con miras a la expansión del nivel de consciencia y la unidad y armonía del planeta entero, al cual no interrumpen las transiciones de ciclos cronológicos; por el contrario, pueden beneficiarse de estos en la medida en que los empleemos para reflexionar sobre cuanto hemos construido durante el ciclo por terminar y cuanto nos proponemos lograr en el venidero.

Esto es de singular relevancia en un país como el nuestro donde la mayoría de la población es joven. Esto nos convierte en la última generación joven de este milenio y la primera del próximo; situándonos en la posición privilegiada de permitirnos, si así o elegimos, protagonizar los eventos que registrará la historia para el último siglo de este milenio como el inicio del siguiente.

Al verlo bajo esta óptica tiene sentido darle importancia a la transición de ciclos que se avecina, en la medida en que nuestras acciones puedan ser de beneficio para el mayor número de personas posible.

Podemos citar el ejemplo de la Madre Teresa de Calcuta, quien probablemente será recordada como el ser más piadoso de este siglo y tal vez del milenio pudiéndose comparar solo con quien fuera su inspiración; aun cuando su única intención era la de servir a los pobres y desvalidos. Otro ejemplo podría ser Gandhi quien usando como únicas armas la mansedumbre y el auto sacrificio logro la independencia de su pueblo y fue reconocido, aun en vida, como un Mahatma (termino de reverencia en Sánscrito que quiere decir el alma más alta) aunque el no quería más que el bienestar de su pueblo.

En el ámbito científico y tecnológico se esperan los descubrimientos de las curas para el cáncer y el SIDA; sin embargo el mayor logro que nos traerá el próximo milenio será el de ver convertida a la tierra en una aldea global en la cual la humanidad entera se relacione en términos de una hermandad realmente sentida como consecuencia de un despertar a una realidad superior de la existencia y un contacto más directo con las cualidades del alma.

Esto podría parecer ilógico dado el estado actual de nuestro mundo, pero es importante recordar que dentro del plan evolutivo de la humanidad mencionado anteriormente, es muy probable por lo que indican los cambios actuales que en ese momento prevalezcan otro tipo de valores que permitan la libre adopción de sistemas de vida difíciles de imaginar en la actualidad.

Es dentro de este contexto que cada uno de nosotros puede poner su granito de arena para facilitar la transición hacia no solo un nuevo milenio, sino también una nueva era. La manera de lograrlo es muy sencilla, basta con permitirnos ser más libres para así ser capaces de expresar nuestras inquietudes más profundas y, a medida que vayamos encontrando respuestas nos sentiremos más a gusto y nos encontraremos en mejores condiciones de comprender los misterios de la vida que hasta ahora nos habían intrigado.

Podemos entonces matizar el medio en el cual nos desenvolvemos despertando la curiosidad a nuestro alrededor por nuestro cambio y de esta forma estimular a otros a que hagan lo propio en sus vidas, cuando nos percatemos estaremos viviendo en el mismo planeta pero en un mundo totalmente diferente al que conocíamos.

Así cuando la Tierra por su continua rotación sobre su eje y traslación alrededor del sol según nuestros relojes y calendarios nos indiquen que es el amanecer del primero de enero del año 2.000 y el sol salga por el este como desde que recordamos lo ha hecho y escuchemos el trinar de los pájaros como acostumbran hacerlo, podamos recibirlo con una sonrisa y la mejor disposición de continuar construyendo el mundo que nos merecemos.

Le invitamos a compartir este sitio con alguien a quien aprecia, y a visitar nuestra tienda de regalos, donde encontrará artículos para regalar y regalarse.

Subir ˆ   
Leer el Libro de Visitantes Firmar el Libro de Visitantes

Libro de Vistantes © 1999 - 2011
Helios Centro Holista
http://www.helios3000.net/
Escribanos desde aquí mismo