Servicios|Ezine|Desarrollo Personal|Nueva Era|Foro|MisceláneaHelios Centro Holista
Ir a Página Principal
 Ezine Gratis 
 
 Escuche una Melodía
mientras nos visita 
  Inicio > Desarrollo Personal > Astro Papýrus

Papiro Zodiacal Astro Papýrus

Intenciones

Es importante considerar que la verdadera intención está regida por nuestra voluntad e idealmente debería señalar una meta

Artículos
Le invitamos a leer
los artículos
de esta sección
También
Encuentre Libros
sobre estos
temas en Nuestra
Tienda de Regalos

Salud

Relaciones

Reflexiones

Tests de
Personalidad


Retazos




Puede parecernos extraño, pero en algunas ocasiones los seres humanos aparentemente actuamos de manera discordante con nuestras intenciones, y esto ocurre de manera prácticamente imperceptible para nosotros. Es decir, nos damos cuenta solo cuando ya hemos finalizado las acciones emprendidas y nos percatamos que los resultados obtenidos no son los esperados, y a menos que nos detengamos a analizarlo, no podremos explicarnos porque.

Para poder comprender mejor este fenómeno que sucede con cierta frecuencia en nuestros días es importante considerar que la verdadera intención está regida por nuestra voluntad e idealmente debería señalar una meta. Ocurre que algunas veces confundimos intención con deseo y esto nos lleva a actuar por impulso, otras no estamos claros en cuanto a lo que realmente esperamos obtener de la vida lo cual nos hace actuar por inercia; o simplemente no actuamos de manera coherente con nuestros propósitos por no estar claros con respecto a estos.

Cuando confundimos intención con deseo le permitimos a nuestros sentidos regir nuestras acciones, estos son los casos en los cuales podemos sentir la supuesta necesidad de poseer un objeto que parece fuera de nuestro alcance. Este puede ser un objeto que vemos en la vitrina de una tienda, lo vemos nos atrae y partir de ese momento queremos poseerlo, si no está a nuestro alcance de inmediato nos proponemos ahorrar para poder adquirirlo, mientras tanto cada vez que pasamos frente a él lo admiramos y nuestro deseo va creciendo hasta que llega el día en el cual lo podemos adquirir y a partir de ese momento la magia desaparece, lo vemos solo como un objeto más de nuestra colección.

Esto es debido a que actuamos por impulso, no nos guiamos por nuestra voluntad consciente sino por una simple atracción de los sentidos y una vez satisfecho este deseo nuestros sentidos van en busca de otro objeto sobre el cual hacernos fijar nuestra concentración para así continuar con el ciclo hasta que decidamos ponerle fin por medio de nuestra voluntad consciente al reconocer lo efímero de esta práctica.

En otros casos podemos no estar claros en cuanto a lo que realmente esperamos obtener de la vida y esto podría llevarnos a actuar imitando lo que hacen las demás personas que nos rodean, esto puede ser particularmente cierto en lo referente a los grupos.

Es frecuente ver a grupos de jóvenes elegir estudiar la misma carrera, cursar sus estudios en la misma universidad o escoger el mismo sitio de trabajo solo porque a alguien de ese grupo se le ocurrió que podría ser lo más adecuado mientras que los demás le siguen por inercia. En este caso todos tienen la intención de estudiar, trabajar o hacer algo constructivo, solo que no están claros en cuanto a como llevarlo a cabo de una manera que les resulte satisfactoria, pudiendo posteriormente darse cuenta que no era lo que realmente querían y esto les lleva a realizar ajustes que de otra manera se hubieran podido evitar.

Veamos un ejemplo de lo que puede suceder cuando no actuamos coherentemente con nuestros propósitos por carecer de claridad con respecto a estos. Una joven de 18 años que se acaba de graduar de bachiller, envuelta en la euforia que siente después de haber alcanzado una de sus más grandes metas hasta ahora y deseando cada vez más independencia, le plantea a sus padres su deseo de llevar a cabo sus estudios superiores en otro estado esgrimiendo ante estos una cantidad de argumentos que ella considera validos.

Sus padres le debaten sus argumentos y le plantean que la carrera que ella ha elegido la puede estudiar en su ciudad natal con el ahorro económico que esto significaría, además de hacerle ver que en su casa estaría mejor que en cualquier otra parte. Esta joven sintiéndose coartada en su capacidad de elección ante la negativa de sus padres, decide casarse con un hombre mayor al que tiene poco tiempo conociendo y quien le había propuesto matrimonio en repetidas ocasiones, confiando en encontrar en él la independencia que deseaba. Resultado, esta joven ni se mudó a otro estado ni estudió la carrera que había elegido.

Podemos preguntarnos como puede suceder algo tan discordante con lo que esta joven se había planteado como su intención original. Si le preguntamos, ella podría confesarnos que en realidad la idea de irse a estudiar a otro estado era solo una excusa para irse de su casa por no comprender que sus padres solo querían protegerla y orientarla en lo que ellos, por su mayor madurez, podían ver que era lo mejor para ella. Solo al pasar los años pudo la joven darse cuenta que su decisión no fue la más acertada y rectificar retomando sus estudios.

Al verlo bajo esta óptica es muy claro, esta joven simplemente no actuó coherentemente con su intención, la cual en el fondo era realmente lograr su independencia, cosa que hubiera logrado de haber permanecido en casa de sus padres hasta culminar sus estudios superiores o trabajando mientras estudiaba. Sin darse cuenta ni proponérselo solo cambio la dependencia de sus padres por la de un extraño que se convirtió en su esposo; pero hubo de pasar algún tiempo antes de volverse consciente de lo que había hecho.

Por esto si queremos lograr nuestras metas es importante estar claros en cuanto a lo que realmente queremos, para así ser capaces de emplear nuestra voluntad consciente para dirigir nuestras intenciones hacia el fin que realmente esperamos alcanzar; de lo contrario quedamos a merced de las circunstancias que se nos presentan en la vida.

En cambio, si logramos llevar una vida coherente armonizando lo que pensamos, lo que decimos y lo que hacemos mediante nuestra voluntad consciente nos convertimos en artífices de nuestro propio destino y podemos valernos de nuestra voluntad para llevar a buen fin nuestras intenciones.

Le invitamos a compartir este sitio con alguien a quien aprecia, y a visitar nuestra tienda de regalos, donde encontrará artículos para regalar y regalarse.

Subir ˆ   
Leer el Libro de Visitantes Firmar el Libro de Visitantes

Libro de Vistantes © 1999 - 2011
Helios Centro Holista
http://www.helios3000.net/
Escribanos desde aquí mismo