Servicios|Ezine|Desarrollo Personal|Nueva Era|Foro|MisceláneaHelios Centro Holista
Ir a Página Principal
 Ezine Gratis 
 
 Escuche una Melodía
mientras nos visita 
  Inicio > Desarrollo Personal > Astro Papýrus

Papiro Zodiacal Astro Papýrus

Caritas

La palabra Caritas es la raíz latina de la palabra Caridad en nuestro lenguaje. Si comprendemos esta palabra en su origen podremos ver que se encuentra estrechamente ligada a valores, virtudes y actitudes que todo ser humano lleva consigo en lo mas profundo de su ser; y son precisamente estas las que pueden ayudarnos a aportar nuestro granito de arena, que sumado al esfuerzo conjunto construirán un mundo mejor para que todos sus habitantes vivamos en paz y armonía. Veamos...

Artículos
Le invitamos a leer
los artículos
de esta sección
También
Encuentre Libros
sobre estos
temas en Nuestra
Tienda de Regalos

Salud

Relaciones

Reflexiones

Tests de
Personalidad


Retazos




Caridad, en el sentido más amplio, es esa fuerza interna que nos impulsa a amar a Dios por sobre todas las cosas y al prójimo como a nosotros mismos. Lamentablemente en la actualidad esta virtud se ha entendido más como un auxilio que se presta a los necesitados, que como una actitud solidaria ante el sufrimiento ajeno. Tal vez la diferencia entre una y otra actitud no sea evidente a primera vista, pero en la práctica los resultados pueden ser mucho más efectivos por medio de la solidaridad.

Algunas veces un auxilio no pasa de ser una simple limosna que se da por coincidencia o azar y quien la recibe puede resolver temporal y parcialmente sus necesidades, pero su realidad no mejora con esto; mientras que motivados por la solidaridad se puede lograr un cambio en el nivel de vida de las personas que reciben la ayuda, permitiéndoles de ahí en adelante ser capaces de valerse por si mismos.

Este fue el ejemplo de la Madre Teresa de Calcuta, quien podría ser considerada como la personificación de la Caridad y a lo largo de toda su vida se hizo solidaria del sufrimiento de los necesitados de todo el mundo, amándolos al ver a Dios en cada uno de ellos. Ese fue el detalle que marco la diferencia en su labor y le permitió continuar adelante aun ante las mayores adversidades que ser humano alguno pudiera imaginar.

Todavía es un misterio para algunos como pudo una monja sin más recursos que su fe y voluntad, ser capaz de edificar una institución que aun hoy, años después de la desaparición de su cuerpo físico de entre nosotros, continua creciendo y expandiéndose por todo el mundo y atendiendo cada día a mayor número de personas. Esto puede ser comprendido con mucha facilidad si se toma en consideración que la Caridad es una virtud, y como tal es una fuerza, un poder, una potestad de obrar, y a través de ella se pueden producir o causar efectos, los que a su vez otorgarán vigor y valor a quien lleve a cabo actos de Caridad para continuar su labor humanitaria sintiendo cada vez mayor integridad de animo y bondad de vida por su recto modo de proceder.

Fue así como pudo la Madre Teresa continuar adelante con su labor sin contar con recursos materiales que le aseguraran la continuidad de su obra. La virtud fortalece y brinda la satisfacción necesaria para superar cualquier adversidad que se pueda anteponer en el camino de alcanzar la meta con una sonrisa en los labios.

Por medio de la solidaridad es también mucho más sencillo y efectivo hacer algo por el prójimo, puesto que la mayoría al sentirse abrumados por la magnitud que creen ver en la situación que se les plantea consideran que nada pueden hacer para resolverla y por consiguiente no actúan. Si de otra manera decidieran simplemente escuchar a la persona que les plantea su situación, por el solo acto de oír sus planteamientos y darle un punto de vista diferente, una opinión o sugerencia, tal vez solo con eso bastaría para que se le encuentre una solución; además del alivio que sentiría al ser tomado en cuenta. Si, puede ser así de sencillo en algunas ocasiones, y es porque el regalarle nuestro tiempo y atención a quien lo necesite puede ser también una obra de Caridad.

Y recordemos, en la unión está la fuerza, si por nuestros propios medios no podemos, tal vez entre varios si lo logremos. No hace falta hacer algo grande, solo hacer algo. Para alcanzar cualquier meta solo es preciso comenzar.

La próxima vez que nos encontremos con un hermano que necesita de nuestra ayuda agradezcamos a la vida que nos ha brindado la oportunidad de hacer algo por nosotros mismos.

Le invitamos a compartir este sitio con alguien a quien aprecia, y a visitar nuestra tienda de regalos, donde encontrará artículos para regalar y regalarse.

Subir ˆ   
Leer el Libro de Visitantes Firmar el Libro de Visitantes

Libro de Vistantes © 1999 - 2011
Helios Centro Holista
http://www.helios3000.net/
Escribanos desde aquí mismo